¿Y en México?

La LPI, que regula el otorgamiento de patentes en México a las invenciones de productos o de procesos, menciona en su artículo 19 sección IV que los programas de cómputo no son considerados invenciones.

 

Un programa de cómputo podría ser parte de un invento, sea un producto o un proceso, como un elemento para realizar alguna de las funciones del invento.